“La Tradicional Fina de Nuestro Distinguido

Tejupilco de Hidalgo” 

   "Un negocio familiar vigente y con mayor demanda cada día desde poco más de 40 años"

 

    Este sábado pasado, me levanté a las 4:30 am para dirigirme, una vez más, por mi tradicional y delicioso pan hecho en horno de leña y el talento particular que Nuestra Gente de Tejupilco de Hidalgo posee, y es que en mi casa, su casa, ¡no puede faltar!, que la corona, el gusanito, la palma, la concha, el plomo, la chilindrina, los ciciriscos y las tan incomparables “finas” que son reconocidas y muy solicitadas en  diversas partes de la República Mexicana, logrando traspasar fronteras,  como a nuestro vecino  amigo, Estados Unidos. Éstas mismas, son la causa de que muchas personas actualmente obtengan trabajo distribuyendo su delicioso olor e incomparable sabor.

   El listado de la variedad de pan que podemos encontrar es sumamente largo, pero todos los panes que lo conforman son verdaderamente ¡exquisitos! 

    Llegue a una parte de la muy reconocida Panadería “La Rancherita”, en Rincón de Jaimes, donde encontré a toda la Familia Flores Acuña reunida apoyando en la elaboración de este artesanal pan. Mientras que Don Leandro metía las charolas con la consistencia cruda al horno grande y sumamente caliente, su esposa e hijos le apoyaban en otras actividades para que éste estuviera listo justo a tiempo para distribuir y vender. Mientras yo observaba tan delicado proceso y tomaba algunas fotografías, Don Leandro Flores y su esposa, Doña Verónica Acuña, me compartían muy amablemente diversos datos interesantes sobre el proceso de la elaboración del pan y del tan reconocido negocio, y es que, de cada entrevista que he realizado hasta el momento, lo que más me encanta, es aprender de toda esta maravillosa gente que nos han brindado su confianza y tiempo les agradezco.

    Hablando un poco del negocio, fue Don Guillermo Flores Flores, mejor conocido como "el Pepa", quien inició con el comercio del pan; aprendiendo a realizarlo a la edad de cinco años, ya que desde entonces trabajaba en las panaderías que en aquella época habían en nuestro Tejupilco. Al crecer y formar su propia familia, heredó muy acertadamente este hermoso oficio, según lo menciona su hijo, el sr. Leandro, brindándoles la oportunidad de tener su propio negocio y facilitándoles una vía económicamente estable, ya que los cinco hermanos saben del arduo trabajo que se requiere para obtener los resultados que hasta ahora han mantenido y hecho crecer, existiendo de este modo, tres sucursales: La Panadería “La Rancherita” perteneciente a Don Leandro Flores, la “Panadería Faustino” de Don Faustino Flores y la Panadería “Los Pepas” de Don Cervando Flores.

    Amabilidad y calidad son dos elementos importantes que el Sr. Leandro considera necesarios para cualquier negocio, elementos que, sin lugar a dudas, esta gran familia ha sabido manejar a la perfección.

    Pasando a la cuestión del procedimiento, cada día me convenzo más, de lo importante que es visualizar “todo”, no solo el resultado de cualquier negocio, en este caso del pan, sino también ver y resaltar el esfuerzo, tiempo y dedicación que Nuestra Gente invierte para compartirnos el resultado final de su trabajo. En su descripción, La Familia Flores Acuña se levanta a la una de la mañana para encender el horno, y mientras este se calienta bien durante hora y media, entre todos inician a preparar la levadura para el pan de suelo, mejor conocido como “el cicirisco”. Este delicioso pan que tiene un sabor muy peculiar, permite ser acompañado por cualquier tipo de alimento o comida, ya sea salada o dulce, dicha combinación le da el "sabor perfecto" dependiendo el gusto de cada persona. Lo podemos acompañar con gelatina de cualquier sabor, arroz con leche, nata con azúcar, miel y queso o mole, frijoles con chorizo, huevo con jamón entre otros. Inician a hornearlo como a eso de las tres de la mañana y lo van acomodando conforme va saliendo, lo alistan y distribuyen a las diversas panaderías propias de sus hermanos, ¡Listo para ser degustado por todos nosotros! 

    Pero dicho proceso aún no acaba, por la tarde inician con la preparación de la levadura, al no utilizar nada artificial, el proceso se alarga y deben dejar reposar mínimo 5 horas para que ésta, esponje solita. Ya como a la una de la tarde ayudan entre todos a dar forma al pan regional, como los gusanitos, besos, estribos, entre otros, llamados así porque son de manteca y personalmente, no los he visto en otro lado, y el pan de tienda como las conchas, los encapotados, los cuernos, las empanadas etc, culminan como a las ocho de la noche y es cuando deben aprovechar para descansar un poco y continuar el mismo procedimiento toda la semana.

¡Valoremos el trabajo y esfuerzo de Nuestra Gente!

 

Y tú, ¿ya probaste Nuestras Tradicionales e Inigualables Finas?



Por: Fátima Jaramillo, 22 de octubre de 2018


'

Lo nuevo


Lo más visto


♨️SERVICIO DE PIPA DE AGUA♨️💧¡NO TE QUEDES SIN AGUA!💧 Te llevan hasta 10 mil litros 🌊💦 LLÁMALE A "LA PIPA". Los encuentras en un horario de 7 am a 6 pm. Teléfono 7228259741.

Ver más


Forma parte de la familia EPO 131, una prepa en donde puedes sentirte incluido, con profesores bien preparados, Con participación en eventos culturales y deportivos, así como excursiones cada semestre. 

Ver más