LEGADO CULTURAL DE ALMOLOYA DE ALQUISIRAS…

Panorámica de Almoloya de Alquisiras. 

La población suriana de Almoloya de Alquisrias ha heredado numerosas tradiciones y costumbres. Pero la huella tangible del hombre es pobre en manifestaciones de no ser por algunas religiosas y civiles. La mayor riqueza estriba en los monumentos que nos legaron desde la antigüedad de nuestros ancestros, como el momoztle de Ahuacatitlan, las atalayas de observación en las cimas, de la época prehispánica. En la Colonia fueron construidos varios templos católicos, y la traza y construcción del pueblo de Almoloya, así como la hacienda de Arcos, ahora destruida totalmente.

Peñas de Ahuacatitlan lugar en donde se han identificado interesantes sitios arqueológicos.

ARQUITECTURA CIVIL.

En la arquitectura civil, el conjunto de casas que forman lo que podríamos llamar el centro histórico de Almoloya, es bello y con alguna personalidad, pero las construcciones modernas le han quitado algo de brillo. En los alrededores se han construido casas modernas, algunas de muy buena factura y gusto.

Arquitectura tradicional.

MÚSICA.

Por los años treinta, gracias a don José Salazar, el pueblo conto con una banda de música que hacia las delicias los días jueves por la tarde en el quiosco del jardín, por los cuarenta hubo una orquesta de magnifico gusto que tocaba valses, polkas y danzas al estilo de principios de siglo. Era requerida para todo acto importante, fuera publico y privado, y lo mismo lo escuchábamos en los actos del 16 de septiembre que en un casamiento. Fue la delicia de los años de niñez de los almoloyenses. Al saxofón estaba don Arturo López, ejecutaban los violines don Juanito Izquierdo y don Agapito García, el trombón lo tocaba José Avilés, la guitarra don Serafín García y se alternaban en el contrabajo don Irineo Flores con don Ernesto Posada.

Por los cincuentas, los hermanos García, Ciro, Alfonso, Antonio y otros formaron el conjunto llamado El Son que tocaba danzones y música guapachosa, de muy efímera vida.

DANZA.

Desde los tiempos prehispánicos, hay manifestaciones de danza. En el renglón de la danza se tienen “Los apaches”, “Los moros y Cristianos”, “Las Pastoras”, “Las siete potencias”, “Los tecuanes” y últimamente “Los Chinelos”.

Danza las siete potencias ejecutada en Almoloya de Alquisiras y Zacualpan.

TEATRO.

Aunque ya se perdió totalmente, el teatro se practicó en el pueblo y era representado en tres ocasiones del año, el día de las madres, el 15 de septiembre y en el santo del sacerdote. Los dos primeros días eran preparados y organizados por la escuela primaria y la celebración del sacerdote, por el pueblo. Se representaban diálogos cómicos y a veces dramas. El 10 de mayo se hacia en las primarias y el 15 de septiembre, en el templete que el ayuntamiento mandaba levantar al frente de la presidencia municipal. Y así estaba todo el pueblo, presenciando regocijados las ocurrencias de los actores que siempre eran niños. 

Representaciones en las diferentes festividades. 

ARTESANÍAS.

Como en todas partes, los objetos elaborados industrialmente han sustituido los utensilios que antes se hacían a mano y con materiales naturales, ahora son de plástico o metal. Con todo persiste la elaboración de sarapes en Pachuquilla, los bordados en la Unión Rivapalacio, en tanto que los morrales de Aquiapan y la alfarería en Almoloya y Cuahutenco.

La artesanía es de carácter utilitario mas que de adorno. La elaboración de sarapes en Pachuquilla cuya elaboración rememora tiempos pasados, su uso decayó y pocos son quienes lo usan. Las canastas que se tejían en el cerro de Jaltepec, desaparecieron, lo mismo sucedió con los morrales de Aquiapan.

Lo que aun se elabora es el tejido y bordado de la Unión Rivapalacio y tiene una demanda aceptable. También se hacen carpetas para sobremesa, manteles entre otras.

La alfarería se hace con los métodos tradicionales. Es el barro pintado con greta, se elabora con moldes y se cuece en hornos redondos de 1.80 metros de altura, de adobe, con una abertura en la parte inferior por donde se mete la leña, una vez que ollas, cazuelas y jarros están adecuadamente acomodados para su cocción. Anteriormente las aspiraciones de venta de los alfareros alquisirenses eran muy limitadas, para el consumo local y de subsistencia, pero la familia Hernández ya los expende en una buena parte del estado de Morelos y Guerrero, murieron de plano los comales, las macetas y agoniza la elaboración de tejas.

Morrales echos de la fibra del maguey, muy similares a los que se elaboran en la comunidad de Aquiapan.

GASTRONOMÍA.

La alimentación tiene un origen vegetal, animal y mineral propio de todos los pueblos de la tierra, con sus variantes típicas correspondientes, aunque ya dejaron de usarse algunos como el tequesquite originario del valle de México o los fresnillos que traían de Potzontepec, casi nadie consume los retoños del guaje como condimento, también ya es muy raro comer güilota o venado, en cambio, otros alimentos aunque antiguos, siguen en la preferencia de todos, como el mole.

De origen vegetal neto hay tostaditas de haba con venas de chile pasilla, nuestro querido y típico pico de gallo, roña, etc., de origen animal cocido que tanto aprecian los almoloyenses.

Cocido de puerco alimento tradicional de Almoloya.

Licor de frutas bebida artesanal de Almoloya de Alquisiras.

VESTIDO.

Los atavíos particulares de la región, poco a poco se han modificado. Anteriormente se usaba el rebozo por parte de las mujeres y el sobrero de Tlapehuala para los hombres con camisa sin fajar en la cintura, ahora solo unos cuantos paisanos los usan. También en otro tiempo se usó el morral de ixtle, que se obtenía de las fibras de izote y tradicionalmente se usaba en Aquiapan, a los que con pintura de colores muy llamativos se les ponía las iniciales del dueño.

En Pachuquilla se elaboran hermosos sarapes que todavía algunas personas utilizan para cubrirse del frio; generalmente son de color negro con blanco, y están hechos de pura lana.

Fotografía de una familia del municipio de Almoloya de Alquisiras. Puede apreciarse la vestimenta de la época, en la que destacan el uso del gabán en los hombres y el rebozo en las mujeres.

FIESTAS Y REUNIONES.

Las fiestas en Almoloya podrían agruparse en familiares, cívicas y religiosas. Las primeras reúnen a los parientes cercanos y a amistades, y no muestran diferencias con respecto a las realizadas entre otros lugares, se degusta y convive de manera intima y agradable. Generalmente los motivos son: casamientos, bautizos, celebraciones de fin de cursos de jóvenes o niños de instituciones educativas, o tal vez el santo de algún pariente, generalmente estos eventos se llevan a cabo en la casa de la familia.

Las fiestas cívicas son organizadas por instituciones educativas, o bien, por el ayuntamiento en turno. Se desarrollan mediante un programa previamente elaborado, que consiste en una ceremonia con mensaje oficial que, hasta la fecha no ha cambiado. Estos eventos se realizan casi siempre en la clausura de cursos de alguna escuela o fechas conmemorativas, siendo su escenario el patio de recreo de la institución o la plaza cívica del pueblo.


Fuente:

Almoloya de Alquisras, Monografía municipal, Edmundo Roa García.  

 


'

Lo nuevo


Lo más visto


♨️SERVICIO DE PIPA DE AGUA♨️💧¡NO TE QUEDES SIN AGUA!💧 Te llevan hasta 10 mil litros 🌊💦 LLÁMALE A "LA PIPA". Los encuentras en un horario de 7 am a 6 pm. Teléfono 7228259741.

Ver más


¡QUÉDATE EN HOTEL MIROVA!!Para los que les gusta descansar en un buen lugar cuando vienes a Tejupilco busca Hotel Mirova, un lugar Elegante y Cómodo, Excelente Atención, Cochera Protegida, Zona tranquila.Te recomendamos la Habitación con Jacuzzi.Ubicado en Libramiento Oriente. SERVICIO LAS 24 HORASSi tienes dudas entra a su Página HOTEL Mirova Teju

Ver más

Zapateria Jaramillo


El mejor calzado para toda la familia

Ver más