TEOTIHUACÁN “LA CIUDAD DE LOS DIOSES” (parte 2)

En Teotihuacán había un estado “Teocrático” en la que la clase sacerdotal había absorbido y concentrado no solo las funciones religiosas y ceremoniales, sino también las políticas y administrativas, bajo la dirección suprema de un rey-sacerdote.

Esta clase superior se sobrepuso a una numerosa clase inferior compuesta de agricultores, artesanos y comerciantes encargados de producir los elementos necesarios para el sostenimiento de esa clase directora, del culto y del gobierno, y de la numerosa población dedicada a la construcción de los enormes edificios.

Los teotihuacanos rendían culto  a las fuerzas naturales, el fuego, el viento, la lluvia, etc., así se advierte por las representaciones del viejo dios del Fuego, de Tláloc o dios de la lluvia, de Chalchitlicue la diosa del agua, de Xipe el dios de la fertilidad etc. 

Pero su dios principal era Tláloc, el dios de las lluvias y de las aguas celestes, fundador de la tierra que residía en las montañas y se le representaba con una máscara sobre el rostro adornada de anteojeras, nariguera, colmillos de jaguar y lengua de serpiente.

Con objeto de diferenciar el agua “terrestre” de la “celeste”, desde entonces se comienza a representar el agua que corre como una serpiente de cascabel con plumas de quetzal sobre el cuerpo: Quetzalcóatl.

Al convertirse Teotihuacán en un gran centro religioso, se desarrollan también los cultos a las festividades ceremoniales, pudiendo observarse en la pintura del templo de la agricultura una escena en la que varias personas depositan al pie de los altares sus ofrendas de aves, flores, frutas, semillas, etc.

En otras pinturas de Teotihuacán se advierte el esplendor con que se desarrollan las fiestas religiosas, tales como la rica ornamentación de los sacerdotes, la presencia de bailarines y de músicos. Estas festividades se celebraban al aire libre, a las cuales concurrían los teotihuacanos y muchas otras gentes venidas al centro ceremonial.

Los teotihuacanos enterraban a sus muertos o los incineraban. Junto a las osamentas humanas, enterradas en fosas debajo del piso de las habitaciones o en los patios, o en los alrededores de los templos, se han encontrado objetos depositados como ofrendas, los cuales varían de acuerdo con la categoría o condición social del muerto.

Entre los conocimientos superiores que ya poseían los teotihuacanos, sobresalen: la numeración, a base de puntos y rayas como lo hacían los mayas y zapotecas, la escritura, pues ya parece el símbolo del año a la manera mixteca, y otros símbolos (como turquesa, ojo de ave, cabeza de tigre etc.) que indican el conocimiento de la cuenta de los días o sea el calendario.

Teotihuacán era una urbe gigantesca planeada sobre un eje longitudinal llamado la “calle de los muertos”, en donde hay numerosas construcciones civiles y religiosas, agrupadas alrededor de patios y de plazas. 

Los monumentos más grandiosos de esta ciudad son las pirámides, de las cuales la mayor es la del sol (que mide 66 metros de altura y 232 metros por el lado de la base) y tiene cinco cuerpos en talud, con cinco tableros intermedios, y la menor es la de la Luna.

El más artístico de estos templos piramidales es el dedicado a Quetzalcóatl, construido de piedra y lodo y revestido de piedra finamente labrada, contiene seis cuerpos adornados con “tableros y taludes”, revestidos con hermosos mascarones de serpientes emplumadas, que alternan con el signo de Tláloc. Se hallaba rodeado por una “ciudadela” cuadrangular de 400 metros por lado.

En suma. Teotihuacán estaba formado por un conjunto ordenado de templos, de habitaciones para los sacerdotes, de palacios para la clase dirigente, de patios y de plazas en donde se reunía el pueblo que concurría a las ceremonias religiosas y tal vez a efectuar intercambios comerciales.  


'

Lo nuevo


Lo más visto


Forma parte de la familia EPO 131, una prepa en donde puedes sentirte incluido, con profesores bien preparados, Con participación en eventos culturales y deportivos, así como excursiones cada semestre. 

Ver más


¿Aún no has probado el etanol por que no sabes que onda con eso? Super Flex es una empresa reconocida a nivel nacional y en Tejupilco es el único establecimiento que tiene la concesión. Infórmate bien y pruebalo como te lo indican y VERAS EXCELENTES RESULTADOS.Si tienes más dudas entra a la Página SUPER FLEX tejupilco

Ver más

Zapateria Jaramillo


El mejor calzado para toda la familia

Ver más